Recorrer el camino: la trazabilidad y su importancia en la logística

Conocer de dónde vienen nuestros productos mejora la calidad en lo que consumimos

Hablar de trazabilidad implica, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México (2017), la posibilidad de encontrar y seguir el rastro de los productos que consumimos a través de cada una de sus etapas de producción, transformación y distribución. Es la documentación de su historia a través de la cadena de suministro. Este registro de datos de cada etapa nos habilitará el localizar rápidamente y con precisión a los proveedores; así pues, por ejemplo, frente a algún peligro en el producto o error en la producción identificado posteriormente, se puede identificar qué lote debe retirarse de la cadena productiva, lo que además minimiza el impacto económico frente a un siniestro o contingencia y facilita identificar áreas de oportunidad con rapidez.

La logística se beneficia de la trazabilidad en este sentido pues se pueden planificar mejor los procesos productivos y de distribución, puesto que nos permite obtener indicadores sobre cada producto, no sólo en un sentido de calidad del mismo sino también de evaluar en qué condiciones se generan mejores ventas, una producción más eficiente, condiciones para economizar, etc.

Además de la identificación de los riesgos sanitarios y la prevención al peligro para el consumidor o productor que esto supone, la trazabilidad implica un camino hacia la sustentabilidad, en tanto que tener identificados a los productores permite que se establezcan estrategias para evaluar las condiciones laborales, de producción y de cuidado al medio ambiente.

La trazabilidad responde a las preguntas de qué, quién, cómo, cuándo y dónde sobre el recorrido de cada producto, por lo que implica transparencia y certidumbre para el consumidor, lo que resulta en un derecho para el mismo al darle la oportunidad de conocer las fechas de fabricación, los materiales, ingredientes, las condiciones en que se produce lo que consumimos. La Profeco en el caso de México ha defendido el derecho de conocer a ciencia cierta los productos para tomar decisiones de las cuales nos podamos hacer responsables.

Además del control de calidad y la eficiencia en la cadena de suministro, que garantizan el cumplimiento de estándares, la marca se ve beneficiada al tener argumentos para protegerse de falsificaciones o imitaciones de mala calidad, pues gracias a la trazabilidad se pueden distinguir los originales.

Para profundizar y aprender a aplicar estrategias en la logística, te invitamos a cursar la Maestría en Logística Internacional que la Universidad Iberoamericana Tijuana ofrece para ti.

¿Te gustaría recibir nuestro más reciente contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter, prometemos no enviarte spam

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu correo electrónico.